Qué ver en Bali (y qué evitar)

La isla de Bali es un lugar icónico con el que todos hemos soñado, y suele estar incluida en los planes de muchos de los viajeros y viajeras que exploramos estas tierras. De hecho, hay gente que sólo viene a Bali, lo cual puede ser una opción interesante si tenemos pocos días y queremos explorar la isla a fondo.  El turismo de lunas de miel también tiene su hueco en Bali, lo cual puede abrir puertas a gente que normalmente no viaja. Hay que tener en cuenta que la isla de Bali NO es una isla pequeña, y que NO se recorre tan fácilmente como se puede pensar. Sigue leyendo para descubrir qué evitar, qué tener en cuenta para disfrutar la experiencia y, por supuesto, qué ver en Bali:

Qué ver en Bali - Haz La Mochila

Viajar por Bali: tips a tener en cuenta.

1.- ¿Quieres conocer toda la isla? Necesitarás más días de los que crees, y alojarte en varios sitios.

Mucha gente cree que se puede alojar en Ubud, por ejemplo, alquilar una moto y recorrer toda la isla. Error.

Dato: La isla de Bali tiene 5. 780 km cuadrados, lo que es más que la suma de la superficie de todas las islas baleares juntas (4.992 km cuadrados).

Quien haya caído en este error lo puede comprobar rápidamente. Desde Ubud, por ejemplo, llegar a los arrozales de Jatiluwih en moto llevará dos horas. A Padang Bay, hora y media. Teniendo en cuenta el tráfico, conducir esta kilometrada todos los días puede ser un ejercicio agotador.

Qué ver en Bali - Haz La Mochila

Hay gente que decide embarcarse incluso en tours de día completo en los que prometen llevarte a varios lugares de la isla. Esto es un tremendo error también, ya que pasaréis más tiempo en el coche que fuera de él, lo cual puede ser muy triste. Advertido queda.

Si queréis disfrutar de la isla, lo más recomendable es en diferentes zonas, varios días en cada una. En cada zona, es interesante elegir lugares concretos, y pasar el día entero en ellos. O, en todo caso, hacer alguna parada breve en el trayecto, si lo hubiere. Vale más ver menos lugares y disfrutarlos a fondo, que ver miles de sitios a toda velocidad.

2.- ¿Playas de arena blanca como las de las postales? No, aquí no es.

Alguna hay, sí, pero la mayoría de las playas de Bali son playas de  arena tosca y piedras, eso sí, repletas de chiringuitos, puestos de comida y souvenirs. Para ir a una playa de esas que tenemos idealizadas hay que rebuscar bien. No vayáis a playas al azar sin antes haber investigado un poco.

Hay lugares que se alejan mucho de ese concepto, como es el caso de Sanur Beach. Muy comercial, mucho renombre pero… nada que ver con lo que buscamos, a no ser que busquéis una playa incómoda con restaurantes muy caros.

Qué ver en Bali - Haz La Mochila
Sanur Beach

Por el contrario, hay lugares nada concurridos y que pueden ser interesantes, como Padang Galak Beach (Black Sand Beach), de llamativa arena negra con cristales muy brillantes de mica. En la foto no se aprecia, pero es impresionante cómo brilla la arena bajo nuestros pies. Un paseo por esta playa os gustará, pero sólo si os pilla de paso a donde vayáis porque la cosa no da para mucho más.

Black Sand Beach - Haz La Mochila

Ahora sí, ¡Por fin!. Una playa de arena blanca, y en la que además se come muy bien y muy barato. Bias Tugel Beach. Está cerca de Padang Bai. Enfilad hacia aquí, mochilas. No perdáis tiempo en otras. Como os decía, esto no es lo habitual en Bali. Aunque existe, qué alivio. Lo mejor de Bias Tugel Beach es que los chiringuitos tienen precios muy económicos y se come de maravilla. Es un lugar genial para pasar el día entero, disfrutando del sol y del agua. Si no hay oleaje, podréis disfrutar también de las vistas bajo el agua con vuestro snorkel.

White Sand Beach - Haz La Mochila

White Sand Beach - Haz La Mochila

Es interesante por eso pasar unos días en Padang Bay, localidad más cercana, especialmente si vais a Lombok en Ferry (aunque no es la mejor opción para ir a Lombok, como comentaré más abajo)

Otras playas de Bali están recubiertas de piedras, como es el caso de las playas de Amed. Lo que os encantará de Amed -entre otras cosas- es lo que hay bajo el agua. Todo un paraíso de corales y peces de colores. Más abajo, más info sobre Amed.

3.- “Escapa” de lo turístico.

Hay diversos puntos orientados a lo que podemos llamar turismo de cash en los que los precios se inflan y el ambiente se enrarece. Por suerte, son eso, pequeños puntos de los que podemos salir rápidamente. Curiosamente, uno se aleja un poco y la cosa cambia totalmente.

Ejemplos:  Los arrozales de Jatiluwih están aparentemente llenos de gente, pero en cuanto nos adentramos en los senderos el flujo de paseantes pierde densidad, hasta estar completamente solos. Esto es porque el turismo de cash y de velocidad llega, hace fotos y se larga a otra parte. Si venís por la mañana y camináis por los senderos sin prisa, os encantará. Más abajo, más sobre Jatiluwih.

La famosa Puerta del Cielo, en el templo de Lempuyang, está llena de gente haciendo cola. Más arriba, dentro del mismo complejo sagrado, caminaréis por escaleras de piedra por dentro de la selva, acompañados sólo por monos y algún peregrino que otro.

4.- La moto.

Alquilar una moto en Bali es una idea fantástica. Puedes ir a donde quieras y cuando quieras de un modo barato y eficaz. Eso sí, debes aprender a conducir allí. He de decir que no es tan complicado como en otros lugares; a pesar del tráfico denso y del aparente caos, la gente conduce con tranquilidad. Sin demasiadas normas, pero con tranquilidad. Hay carreteras secundarias en las que irás tú solo.

En Moto por Bali - Haz La Mochila

Se conduce por la izquierda, y el claxon se usa para decir “mantén velocidad y rumbo, que te voy a adelantar por cualquier parte”.  Lleva casco siempre y, muy importante, el carnet de conducir internacional. Si la policía te lo pide y no lo tienes, te multarán.

Lleva siempre el depósito lleno, aunque no es difícil encontrar gasolineras o gente vendiendo gasolina en botellas. Es muy barata.

En Moto por Bali - Haz La Mochila

5.- Lugares que no existen.

En Indonesia está muy extendida la moda de hacerse fotos de revista. Es por eso que colocan columpios y photo-calls en todas partes. El más surrealista es el de las Puertas del Cielo, en el Templo de Lempuyang, donde puede apreciarse el Monte Agung enmarcado en una tradicional puerta balinesa. Frente a la puerta, un lago parece reflejar la idílica estampa. Un lago que no existe.

Templo de Lempuyang Bali - Haz La Mochila

Se trata en realidad de un pequeño espejo colocado debajo de la lente, para lograr un efecto que puede conllevar colas de más de dos horas.

Templo de Lempuyang - Haz La Mochila

A pesar de la decepción y el asombro, nos hicimos la foto, ya que era pronto (estábamos alojados en Amed y subimos en moto) y no había tanta cola como horas más tarde. Pero de haberlo sabido no habríamos ido. Eso sí, como decía antes refiriéndome a este lugar, a medida que uno se aleja se adentra en la espesura y se está completamente solo. Bueno, con monos. Muchos monos. Id con cuidado al explorar la red de escaleras de piedra en la selva:

Templo de Lempuyang - Haz La Mochila

Volviendo al tip número 1, pensad… Una persona alojada en Ubud que pase más de dos horas en carretera, llegue aquí y haga tres horas de cola para hacerse la foto, ha perdido 5 horas de su vida para llegar a un lugar que no existe… Yo lo dejo ahí, docs. Esas cinco horas pueden ser cinco horas aprovechadas de otra manera, por ejemplo haciendo snorkel en Amed.

5.- Desplazarse entre localidades balinesas.

Aquí puede haber cierta dificultad. Supongamos que hemos pasado 5 días en Ubud y ahora vamos a pasar otros 5 en Amed. Tenemos nuestra mochila hecha, y salimos a la carretera. En Java buscaríamos un Grab (servicio similar a Uber que hemos comentado en otros posts), lo cual sería fácil y económico. O un tren. O un autobús… Pues bien, en Bali se complica la cosa. El servicio de Grab está prohibido en la mayor parte de la isla. Trenes hay un total de 0 (cero), y los autobuses alcanzan sólo algunos destinos. Puede que haya suerte y encontremos algún shuttle bus desde lugares muy concretos, pero no hay nada asegurado.

La única opción que tendremos la mayoría de las veces es contratar un transfer privado. El precio se apalabra de antemano, y se paga al llegar a destino. Este sistema, muy extendido en Bali, es fácil de contratar (los veremos anunciados por todas partes), y son puntuales y confortables. Se permite un cierto regateo.

6.- Autobús a Java.

Tal y como comentabamos en este post sobre el Monte Ijen, la mejor forma de llegar de Bali a Java es ir hasta la terminal de autobuses de Denpasar y buscar el “chicken bus” que cruza en el ferry a Banyuwangi (Java). Es una opción muy barata  (50.000 rupias, unos 3 euros por persona, y cubre el billete del ferry). Eso sí, paciencia. Es un bus local en el que puede haber mucha gente, no tiene aire acondicionado y está permitido comer y fumar. Llevará en total unas 4 horas llegar a Banyuwangi, así que id pronto a la estación de autobuses y no hagáis caso a taxistas que os ofrezcan “gangas”.

7.- En ruta hacia Lombok.

Si vais a pasar de Bali a Lombok, sabed que se puede ir por vía aérea o marítima. En avión se tarda media hora, más o menos. Si decidís hacerlo por mar, podéis tomar el ferry desde Padang Bay. No es la mejor opción; tarda mucho tiempo y suele sufrir importantes retrasos.

Un gran acierto es ir en fast boat vía Islas Gili. (Me reservo otro post sobre las Gili).

Ir de Bali a las Gili - Haz La Mochila

En Amed se toma el Fast Boat a Gili Trawangan. Es la mejor opción desde nuestro punto de vista. Eso sí, que sepáis que el fast boat se menea mucho.

Vistos estos tips, vamos con…

Qué ver en Bali: cinco enclaves alucinantes.

1.- Ubud.

Ubud es un buen punto de partida para comenzar a recorrer esta hermosa isla.

Que ver en Bali - Ubud - Haz La Mochila

Es tranquilo, agradable y tiene mucha esencia local a pesar del incesante goteo de visitantes. En Ubud pasa lo que comentábamos antes. El flujo de viajeros / as que atraviesa la ciudad busca la tranquilidad; sobre todo se ven familias, parejas o grupos de mochileros/as, así que no se vuelve un sitio incómodo, ruidoso o caro. La prueba está en el precio de los alojamientos. Nosotros estuvimos unos días en el Uma Capung Mas Cottage, en el que por unos 30 euros / noche teníamos una gran habitación rodeada de árboles tropicales y con acceso a esta piscina infinita:

Ubud - Haz La Mochila

Un par de enclaves imprescindibles en Ubud:

Ubud Market

Este impresionante mercado, situado en el centro de Ubud, merece un par de horas de recorrido tranquilo, compras y regateo. Mucho regateo. Es recomendable ir por la mañana, que es cuando más bullicio hay.

Que ver en Bali - Ubud - Haz La Mochila

Se pueden ver o comprar artículos de artesanía, ropa, comida, incienso, juguetes…

Sacred Monkey Forest (Santuario del Bosque de los Monos)

Es un lugar muy interesante y totalmente natural. Se trata de una reserva de más de 20 hectáreas en la que viven alrededor de 900 macacos de cola larga. Es importante saber que viven en estado salvaje y en total libertad.

Monkey Forest Ubud - Haz La Mochila

Es un lugar profundamente religioso. Dentro del Santuario hay varios templos y múltiples esculturas, muchas de ellas con un marcado contenido erótico.

Monkey Forest Ubud - Haz La Mochila

Existen más de 100 especies de árboles diferentes. La densa vegetación es uno de los factores que hacen de este enclave un lugar mágico.

Monkey Forest Ubud - Haz La Mochila

Cuando visites el Santuario, no lleves nada comestible contigo, ni siquiera agua. Los monos intentarán hacerse con ello. Saben abrir cremalleras. Si un mono se te “sube a la chepa”, no te preocupes. Se suben sin más. Eso sí, no hagas aspavientos, ya que puede asustarse y morderte. Una mordedura de un mono es algo lo suficientemente peligroso como para arruinar tu viaje. A mí se me subió este; la manzana la traía consigo, sólo buscaba una espalda confortable para pasar el rato:

Monkey Forest Ubud - Haz La Mochila

Arrozales de Tegalalang

Qué ver en Bali - Tegalang - Haz La Mochila

A 9 km de Ubud, estos arrozales, dispuestos en un profundo valle, son el lugar ideal para perderse durante toda una tarde. Como no podía ser de otra manera, hay decenas de “photo-calls”, columpios, tirolinas… Recorred sus senderos sin prisa.

2 y 3.- En busca de playas: Bias Tugel Beach y las playas de Amed.

Como decíamos antes, playas en Bali hay muchas, pero en algunas de ellas os llevaréis una profunda decepción. No perdáis el tiempo buscando ni haciendo kilómetros de más. Si buscáis playas interesantes os recomendamos estas:

Bias Tugel Beach (White Sand Beach).

White Sand Beach - Haz La Mochila

Es una playa de arena blanca y agua cristalina, rodeada por árboles. Las ventajas de este enclave son muchas. Es una playa muy tranquila en la que podemos disfrutar del sol y, si llevamos nuestro snorkel, de muy buenas vistas del lecho marino. En ella, hay varios chiringuitos cuyos precios son muy bajos: podemos comer un buen gado gado o beber una Bintang en la propia playa por un precio muy similar al precio local. Las tumbonas con sombrilla se alquilan también por un puñado de rupias.

Amed.

Qué ver en Bali - Amed - Haz La Mochila

Este pueblecito costero, a las faldas del imponente volcán Agung, es un lugar muy tranquilo donde uno relajarse y pasar horas en el mar. Los buceadores pueden alquilar el equipo y unirse a inmersiones, y los que somos más de camiseta y snorkel podemos encontrar paisajes impresionantes a escasos metros de la orilla.

Qué ver en Bali - Amed - Haz La Mochila

La playa con el fondo más colorido e impresionante es Jemeluk Beach, aunque en la de Amed Beach hay tramos que no se quedan para nada cortos.

Qué ver en Bali - Amed - Haz La Mochila

No son playas de arena, sino de piedras, así que llevad sandalias o cangrejeras.

A nosotros nos encanta nadar y hacer snorkel, y esta zona es el lugar perfecto para hacerlo. Se pueden ver miles de peces de colores, corales y muchas otras criaturas marinas.

Qué ver en Bali - Amed - Haz La Mochila

Comer en Jemeluk Beach es también muy barato, y las tumbonas en este caso son gratis (siempre que se haga consumición). Lo habitual es acomodarse en una tumbona, pedir algo de beber, ir a nadar, luego comer, luego nadar otra vez, luego beber otra vez, etc. Lo cierto es que uno no quiere irse de allí.

4.- Arrozales de Jatiluwih.

Recordad las recomendaciones anteriores. Este es uno de esos lugares a los que conviene dedicar un día entero, si no son más.

Qué ver en Bali - Jatiluwih - Haz La Mochila

Se trata de una gran extensión de campos de arroz en los que podremos perdernos y disfrutar de un paisaje que parece sacado de una película. Los diferentes tonos de verde que tiñen las terrazas hacen que no nos cansemos de mirar a todas partes.

Qué ver en Bali - Jatiluwih - Haz La Mochila

Desde la pequeña localidad de referencia, parten varios senderos señalizados con colores, que elegiremos en función de nuestras prioridades. La ruta roja es la corta (1,5 km), mientras que la blanca es la “extra larga” (5,5 km). Entre ambas, están la morada, amarilla y azul, con distancias de 2, 2,3 y 3,1 km respectivamente.

Qué ver en Bali - Jatiluwih - Haz La Mochila

Nosotros hicimos la “extra larga”, y aún así se nos quedó corta. Íbamos en chanclas, para que os hagáis una idea de la dificultad de estos senderos. Eso sí, cuando nos alejamos del tramo que comparte con la ruta corta, el flujo de paseantes disminuyó drásticamente. De hecho, caminamos la mayor parte del sendero nosotros solos. Y sí, merece la pena.

La ruta pasa por varias aldeas y templos.

Qué ver en Bali - Jatiluwih - Haz La Mochila

5.- Un par de templos: El templo del Manantial Sagrado y el Templo del Elefante

El Hinduismo Balinés es la religión mayoritaria en Bali. Existen numerosos templos a lo largo y ancho de la isla, algunos más imponentes que otros, y otros que por desgracia se han convertido en “photo-calls”. Recomendamos dos templos que rescatamos por su autenticidad y por ser diferentes a otros. Son los siguientes:

Pura Tirta Empul (Templo del Manantial Sagrado)

Importante templo, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2012, que llama la atención por su fuerte carga espiritual en torno al agua. Está ubicado cerca de la localidad de Tampaksiring. Los balineses/as acuden aquí a llevar a cabo rituales de purificación. Las piscinas de piedra están llenas del agua que no deja de brotar por sus chorros. Se le atribuyen poderes curativos y mágicos.

Qué ver en Bali - Haz La Mochila

Se permite a los visitantes unirse al ritual de baño y purificación, siempre y cuando se haga con el máximo respeto.

Goa Gajah (Cueva del Elefante):

En el entorno de este templo, situado a escasos 5 km de Ubud, lo que más llama la atención es esta singular cueva, cuya boca (y nunca mejor dicho) representa una especie de figura demoníaca capaz de ahuyentar a los malos espíritus.

Cueva del Elefante Bali - Haz La Mochila

Dentro de la cueva, entre el humo del incienso, encontramos una escultura de piedra de Lord Ganesh, deidad hindú representada por un elefante.

En el lugar hay también piscinas sagradas y senderos entre los frondosos jardines.

¿Dónde dormir en Bali?

Nuestras recomendaciones de alojamiento en las diferentes zonas de Bali son:

Dormir en Ubud:

Uma Campung Mas Cottage.

Alojamientos recomendados en Bali - Haz La Mochila

Si buscáis tranquilidad, sencillez, buen precio, desayuno incluido y una piscina infinita entre árboles tropicales, este es vuestro sitio. Reservad desde este enlace. Tiene servicio de lavandería y alquiler de motos.

Padang Bai:

Bamboo Paradise.

Alojamientos recomendados en Bali - Haz La Mochila

Muy cerca de la playa de arena blanca, se encuentra este acogedor alojamiento. Por menos de 20 euros tendremos una habitación doble con baño, desayuno incluido. Reserva desde este link.

Arrozales de Jatiluwih:

Si decidís explorar esta zona más a fondo, lo cual es una muy buena idea, una gran opción es quedarse en el Homestay Jatiluwih 259.

Alojamientos recomendados en Bali - Haz La Mochila

Una vez más, podemos disfrutar de una habitación doble con baño privado, balcón y desayuno por menos de 20 euros. ¡Toma ya! Reserva aquí.

Amed

A las faldas del Monte Agung, os puedo asegurar que todo aquel que viene a Amed y se va en el día se arrepiente profundamente. Nosotros estuvimos casi una semana en el Kadek Homestay.

Alojamientos recomendados en Bali - Haz La Mochila

A escasos 10 metros de la playa de Amed, y a 10 minutos caminando del Rasta Bar, chill out con atmósfera reggae en la misma playa. A unos 15 minutos a pie, alcanzamos la playa de Jemeluk, la del paraíso del snorkel. Las habitaciones son muy sencillas, pero es que cuestan poco más de 10 euros la noche, desayuno incluido. Sí. Y también alquilan motos. Reservad ya, y reservad aquí.


Si andas por Indonesia, tal vez te pueda interesar…

Qué ver en Yakarta: descubre por qué debes dedicarle al menos un par de días 

Qué ver en Yakarta - Haz La Mochila

 

Qué ver en Yogyakarta: de los grandes templos a las plazas más tradicionales.

 

Cómo subir al Monte Ijen

Subir el Ijen - Haz La Mochila

 

Viajar en Klotok por Borneo: todo lo que hay que saber.

Viajar en Klotok por Borneo - Haz La Mochila

 


¿Dudas entre llevar seguro de viaje o no llevarlo? ¿No sabes cuál elegir? lee esto y resolveremos tus dudas. O bien hazte ahora con un gran seguro con un 20 por 100 de descuento por ser lector/a de Haz La Mochila:

Seguros Intermundial - Haz La Mochila

¿Una tarjeta para sacar dinero en cualquier país del mundo sin comisiones?  Entérate de cómo funciona BNEXT y consigue la tuya ahora. ¡Es gratis!:

Deja un comentario