Preparando el viaje

La mochila perfecta II ¿Qué llevo en la mochila?

La mochila perfecta - Haz La Mochila

Es importante tener en cuenta que en nuestra mochila debemos llevar siempre todo aquello que necesitamos para nuestro viaje, pero al mismo tiempo hay que aprender a prescindir de algunas de las cosas que utilizamos en nuestra vida cotidiana. Hay que tener en cuenta que la mochila va en nuestra espalda, y podemos tener que caminar con ella grandes distancias. Pues bien, en este artículo voy a compartir con vosotros dos cosas: qué se debe llevar en la mochila y algunos trucos para evitar que el peso se nos vaya de las manos. Una mochila debe ser minimalista y funcional:

Minimalista: debemos llevar todo lo que necesitamos, pero de la forma que ocupe y pese lo menos posible.

Funcional: todo lo que llevamos debe ser útil, y debe estar colocado de forma práctica.

Vamos a repasar TODO lo que debe contener una mochila con la que nos embarcamos en un viaje por el mundo. Es importante saber que este viaje puede durar una semana, dos, un mes, o toda la vida. Debe quedar claro que lo que se expone aquí puede variar en función de los gustos o preferencias de cada uno, así como de los lugares a los que vayamos y el plan en el que viajemos. Tomad lo que os sirva, descartad lo que no y agregad lo que consideréis. 

Vamos por partes.

Llamaremos secciones a cada uno de los grandes grupos de cosas que tenemos que tener en mente a la hora de preparar nuestra mochila. Nos aseguraremos así una mayor facilidad a la hora de recordarlo todo y de distribuir mejor el espacio.

Sección 1.- Dormir

Si nuestra idea es tener la posibilidad de pernoctar en cualquier lado, necesitamos:

    • Una tienda de campaña o carpa.
    • Un saco o bolsa de dormir.
    • Saco sábana.  Nos vendrá muy bien, ya que podemos lavarla cada semana y se seca rápido, con lo que evitamos tener que lavar el saco al menos en un par de meses (La mayoria del sudor y demás se lo lleva la sabana)
    • Un aislante.
    • Una funda de vivac. Con una buena funda de vivac podremos dormir en cualquier lado, aunque esté lloviendo justo encima nuestro. O nevando. La funda debe ser resistente, impermeable y transpirable. Yo tengo la de la imagen, y os aseguro que funciona fenomenal.
    • Tapones para los oídos y antifaz. Estos sencillos elementos mejorarán nuestro descanso en determinadas circunstancias.

TODOS ESTOS elementos, en especial la tienda y el saco, han de ser ligeros. Lo más posible. Hay mucha diferencia entre llevar una tienda de 3 kg y una de 1,5. Hay que hacer una buena elección aquí. Un saco se elige en función de la «temperatura de confort» para la que está diseñado y de nuestros planes de viaje. Hay que contar con un saco que nos sirva para el viaje o los viajes que tengamos en mente a corto plazo o en general. Hay que tener en cuenta que la funda de vivac nos aporta una cierta temperatura extra. En noches muy frías podemos utilizarla para protegernos del frío aunque no llueva.


Sección 2.- La ropa

Esto sí que coincide en todos los viajes. Un error salvaje es aquel cometido por aquellos incautos que pretenden llevar ropa en función del número de días de viaje. Esto es un epic fail si viajamos más allá de cuatro días.  TIP NUMERO UNO: La misma ropa que llevaríamos para un viaje de cuatro días es aquella que necesitaremos llevar para un viaje de duración ilimitada. Así que ya desde ahora os digo que no os preocupéis por esta cuestión. Ahora vamos con números. ¿Cuánto llevamos de cada cosa?

Este listado de elementos de vestuario sufriría modificaciones si nuestra idea es ir a zonas realmente frías, o si vamos a practicar algún tipo de deporte o actividad en particular. Yo os muestro el estándar, y cada cual que añada o quite lo que crea conveniente. Recordad que yo voy a lo minimalista y que no soy especialmente friolero.

-Camisetas / camisas: cuatro en total. Yo llevo dos camisetas y dos camisas de manga corta. Podemos llevar una extra de tipo «running», que no ocupa nada, se seca muy rápido y puede resultar muy útil.

-Una sudadera o chaqueta y un forro polar. La idea es llevar como mucho dos de estos elementos, teniendo en cuenta que uno de ellos sea un forro polar ligero (esto no se lava con tanta frecuencia como las camisetas).

-Un chubasquero muy ligero que sea realmente impermeable pero que no sea de plástico.

-Pantalones: Dos cortos y uno largo, o dos largos y uno corto. No se han de lavar con una frecuencia tan alta como las camisetas. 

-Bañador.

-Calcetines: 5 pares.

-Ropa interior: 5 unidades.

-Tela multiusos, tipo «pareo» o «lungi». El «lungui» indio es básicamente es una tela de dos metros de largo por poco más de un metro de ancho. Una tela de este estilo será de gran utilidad en multitud de circunstancias. DesdeLa ropa - Haz La Mochila utilizarla para descansar en la playa, de sábana improvisada para dormir en un aeropuerto hasta para cubrirnos del sol, este trozo de tela es realmente interesante. Yo llevo el «lungi» que compré en India y que veis en la imagen debajo de todo lo demás. Si la idea de incluir un «lungui» en vuestra mochila os gusta, aquí podéis elegir el que más os guste.

-CALZADO: Lo mejor son unas deportivas o sneakers con una buena suela (tipo vibram por si hacemos un trekking). Una vez más, buscamos la versatilidad. A esto le añadiremos unas chanclas con las que también nos sintamos cómodos. Llevar calzado muy pesado o incómodo está de más.

Vamos ahora con los TIPS:

1.- Además de poca, la ropa debe ser VERSATIL. Es decir, que nos sirva para todas las situaciones posibles y que además nos sintamos a gusto. Los colores no estaría mal que fueran parecidos para que la podamos combinar de todas las maneras posibles.

2.- Debe ser ligera. Descartaremos vaqueros y cosas así. En cuanto a las camisas, las de tejidos sintéticos o semisintéticos que encontramos en tiendas de montaña son muy buena opción: pesan poco, se secan a toda velocidad y no necesitan planchado (¡Y son muy elegantes!).

3.- Vamos a lo practico. Los calcetines tobilleros o tipo invisible, no ocupan prácticamente espacio, y si los llevamos todos iguales pues mira, eso que ganamos. Personalmente, dentro de los cinco pares, llevo tres de este estilo y los otros dos un poco más altos.

4.- PARA LAVAR LA ROPA. Lo mejor es el jabón de tipo MARSELLA o mejor aún, su predecesor más remoto: el jabón de Alepo (Descarto el mas económico jabon Lagarto ya que contiene ingredientes de origen animal y descarto en general su uso). Este tipo de jabón es la piedra angular de la mochila minimalista, ya que sirve para todo: ropa, cuerpo y utensilios de cocina. Lavaremos la ropa cada 3 días.

Bien, teniendo en cuenta que llevamos 4 +1 camisetas / camisas, 5 pares de calcetines etc, si lavamos la ropa cada 3 días nos aseguraremos:

1.- Tener poca ropa para lavar, lo que nos llevará poco rato.

2.- Tener suficiente ropa seca en todo momento.

3.- Poder tender la ropa en cualquier lugar. Para ello, incluiremos además, cuerda y pinzas. ¿Khe? sí, como lo oyes. Un cordino fino de unos cuatro metros y unas pinzas como las que veis en la imagen completan nuestro «kit» de lavado. Estas pinzas son en realidad pequeños enganches de plástico. Como veremos más tarde, estos sencillos elementos los colocaremos en el cabezal o en alguno de los bolsillos exteriores de la mochila.Pequeñas pinzas para la ropa Cordino y pinzas

Si estamos haciendo un viaje en el que caminemos todos los días, como por ejemplo el Camino de Santiago en España o la ruta de los Apalaches en EEUU, podemos reducir la frecuencia de lavado de tres a dos días..

Paréntesis: Ventajas del jabón de Alepo / Marsella / similares:

Sirve para lavar la ropa, los utensilios de cocina y el cuerpo. Es buenísimo para la piel.

Dura mucho y es muy barato. El de Alepo es un poco más caro, pero merece la pena.

No contaminan. Son jabones sin productos perjudiciales para el medio ambiente; son cien por cien biodegradables. Vaya, que lo tienen todo. Podemos ducharnos debajo de una cascada sin miedo. O lavar la ropa en el río sin remordimientos de conciencia. Además, el de Marsella y el de Alepo son jabones veganos, así que mucho mejor todavía.

Eso sí, si el viaje es largo yo llevaría una de Alepo para el cuerpo y una de Marsella para la ropa y los utensilios de cocina. 

Si quieres una buena pastilla de jabón de Alepo para tu viaje, haz click aquí 


Sección 3: La cocina.

No hay nada mejor que salir de la tienda de campaña, desperezarse y calentar el café.

Llevar nuestra cocina a cuestas nos asegurará una enorme autonomía y un gran ahorro. La clave es buscar la fórmula para que esta cocina no implique sobrecargar demasiado la espalda.

La fórmula es sencilla. Una cazuela de aluminio, en la que además podamos incluir unos platos (suelen venir como tapa), un cacillo, unos cubiertos como estos que compre el otro día en una tienda de deportes (todo en uno), una navaja o cuchillito, un hornillo ultra ligero y una bombona de gas. A esto, a mi me gusta añadir: un estropajo, unos palillos chinos, que me vienen bien para remover al cocinar, y un trapo de cocina. Y, como bonus perfection, un botecito con una mezcla de especias y sal. Como solía decir mi amiga: «a la vida hay que ponerle sabor».

Todos los elementos, a excepción de la bombona de gas, los colocaremos dentro de la cazuelita. Esto nos asegurará un excelente aprovechamiento del espacio.

Para limpiar todo esto, usaremos el jabón multiusos del que hemos hablado antes.

 

En cuanto a hornillos, mi recomendación personal es el hornillo «micro» Coleman F1 power PZ. Ligero y de gran calidad, con piezoeléctrico para encendido.

Cumple con las expectativas de la mochila minimalista. Puedes hacerte con el tuyo en este enlace.

Si nuestro viaje comienza con un vuelo, hay que tener en cuenta que la bombona de gas, por motivos obvios, tendremos que comprarla en destino. No está de más informarse acerca del tipo de bombonas que se venden allí. 

Hay varios tipos de bombonas y cartuchos de gas, hay quemadores que funcionan con gasolina… no voy a extenderme mucho aquí; lo más práctico para llevar en la mochila es un quemador u hornillo de tipo «micro», que tenga la llamada «rosca europea», compatible con bombonas «coleman», «primus», etc. Si en destino no estamos seguros de que vayamos a encontrar bombonas, podemos llevar un hornillo con depósito de gasolina. No es tan ligero, pero gasolina vamos a poder comprar en cualquier pais del mundo.


Sección 4: Electrónica

Es indudable que a día de hoy nadie escapa a los encantos de nuestros smartphones y demás familia. Pues bien, aquí debemos tratar, como siempre, de minimizar el espacio y el peso en la mochila. Todo dependerá de nuestras prioridades durante el viaje, por supuesto. Aquí no voy a hacer una lista, sino a comentar algunas cosas a tener en cuenta: 

-En un teléfono inteligente podemos concentrar muchas funciones y reducir el peso de la mochila. Personalmente, yo recientemente he adquirido uno con bastante memoria, para poder llevarme todas las apps que considero de gran ayuda. Dedicaré pronto un post al uso del móvil como aliado del viaje.

-Cuantos menos aparatos llevemos, menos cargadores, cables, etc. Y menos necesidad de aporte eléctrico, que esa es otra.

-Un fotógrafo necesitará llevar sus cámaras y los accesorios, lógicamente. Pero si no es el motivo principal de nuestro viaje, podemos optar a no llevarla. Es posible que nuestro teléfono ya tenga una cámara, o un par de ellas. Pero esto es algo muy PERSONAL.

-Las personas dedicadas a blogs o a otros sistemas de sustento online, necesitarán llevar generalmente un ordenador portátil o laptop. O esto, o algún otro sistema como un teclado externo con el que trabajar en la tablet o en el móvil. En cualquier caso, buscaremos la mejor opción para reducir al máximo el peso y el volumen.

Un cargador solar puede ser algo increíblemente útil en viajes en los que nos alejemos mucho de núcleos urbanos, rutas de varios días en bicicleta, etcétera. O si vamos a lugares donde no llega el tendido eléctrico. Hay algunos en el mercado, pero estoy investigando para fabricar uno práctico, en plan DIY. He hecho un par de intentos pero no me han dado resultado. Os informaré si lo logro.

-Un buen power bank puede ser de mucha utilidad también.

 Comprar etiqueta inteligente - Haz La MochilaI tag. La etiqueta inteligente o I tag es un sencillo gadget que compré en eBay por poco más de un euro. Las hay con más o menos funciones. La mia sirve como sistema antirrobo de la mochila, mando a distancia para tomar fotografías y geolocalizar puntos específicos. Funciona en el móvil con su correspondiente app. Si quieres comprar una, haz click en la imagen.


Sección 5.- El botiquín.

Volvemos a una cuestión muy personal. Un buen botiquín de viaje debe contener todo lo que podamos necesitar, y va a depender de:

-Lugar a dónde viajemos.

-Propensiones de cada uno.

Es MUY IMPORTANTE que revisemos bien y con tiempo las medicinas que son más importantes, ya que en mitad de la selva o en algún poblado del altiplano puede resultar muy difícil o imposible encontrar algún medicamento, y la situación puede complicarse en función de la dolencia.

Yo no voy en este caso a poner mi lista personal de medicinas, pero sí una lista con lo que considero que es imprescindible, seamos propensos o no.

Viajes por zonas no tropicales:

  • Ibuprofeno / paracetamol (Antiinflamatorio común)
  • Fortasec o similar (antidiarreico)
  • Primperan (Para asentar estómago)
  • Antibiótico de amplio espectro. Importante.
  • Complejo multivitaminico.
  • Betadine / gasas / esparadrapo /tiritas.

Viaje por zonas tropicales o lugares con condiciones dudosas de salubridad:

A lo anterior añadiremos:

  • Pastillas de potabilización de agua.
  • Profiláctico de la malaria.
  • Pastillas de urbason para alergias inesperadas.
  • Suero oral en polvo.
  • Gotas antibióticas para los oídos.

Este es el botiquín básico e imprescindible. Ahora bien, quien tenga alguna dolencia recurrente, alergia, sea propenso a algo, etc, que se lleve los remedios correspondientes. En un viaje pueden bajar nuestras defensas y, según la Ley de Murphy, si se nos olvida la medicina es seguro que la vamos a necesitar. A esta lista, cada cual que incluya todo lo que necesite, pero sin caer en llevarnos encima la farmacia entera. Hay que ser previsores, pero no hipocondríacos.

Los medicamentos siempre deben llevarse en su caja y con la correspondiente receta si ha sido necesaria para su adquisición.  Lo ideal es llevar todo el botiquín bien ordenado dentro de un envase de plástico tipo «tupper». No vamos a necesitar nada a no ser que suframos alguna dolencia, así que el envase no va a ser abierto, y ahí va todo bien protegido. Elementos que vayan a ser utilizados frecuentemente es mejor llevarlos en el neceser o en el cabezal. Por ejemplo, si vamos a necesitar potabilizar agua con frecuencia, las pastillas irán directamente en el cabezal de la mochila.


Sección 6: el «neceser», o los artículos de aseo y cuidados diarios.

Minimizar aquí es igualmente importante. He visto mochilerxs llevar artículos que pueden ser totalmente prescindibles. Totalmente. Pensadlo dos veces antes de vaciar los armarios de vuestro cuarto de baño en vuestra mochila. Para empezar, yo no llevaría máquinas de afeitar eléctricas, depiladoras, secadores, planchas del pelo, cepillos de dientes eléctricos… ¡Que nos vamos con la mochila! Igualmente, tampoco llevaría gel o champú líquido. Ni frascos de colonia. Vamos al minimalismo y… el jabón de Alepo que mencioné antes, además de ser buenísimo para la piel y el pelo, nos va a durar mucho y a servir para muchas otras cosas. ¿Preocupados por el olor? un pequeño bote de perfume nos durará mucho más que un frasco de colonia. Los hay femeninos, masculinos y unisex. Una vez más, vuestra piel os lo agradecerá.

TIP: antes del viaje, es buena idea afeitarse, depilarse, etc. Esto hará que no necesitemos volver a hacerlo por un tiempo. Y si nos depilamos las axilas, necesitaremos usar menos desodorante.

Lo ideal es llevar el neceser en una bolsa de tela, para que ocupe y pese menos. Llevaremos:

Jabon de Alepo o similar. Lo hemos comentado antes pero lo llevaremos aquí, en el neceser. Está bien envolverlo en un trozo de tela para que el resto de cosas no se mojen o «ensucien» de jabón. 

Cepillo de dientes y pasta.

Desodorante. Descartad sprays, ya que no se pueden llevar en el avión y además duran un asalto. Recomendación: desodorante en polvo 100 por 100 natural «Rathma». Dura mucho, no pesa, no contamina y es buenísimo para la piel. Click aquí para pedir tu bote.

Perfume.

Cuchillas de afeitar / depilar. No hace falta espuma porque el jabón es buenísimo también para esta finalidad.

Tijeras. Unas tijeras nos valdrán para diversos usos.

Aceite de arbol de té. Este higienizante natural sirve para muchos usos. Desde higienizante o desinfectante cutáneo, hasta colutorio bucal si diluimos unas gotas en agua. El link aquí.

Artículos de salud íntima.


Y, una vez más, con lo que cada uno considere, pero recordad que todo va a la espalda. Estos tips son para reducir el peso al máximo. Lógicamente, cada cual se conoce mejor a sí mismo y a su mecanismo. 


Sección 7: Documentación y dinero

Very important, Doc.

-El pasaporte siempre en vigor. En algunos países nos piden que el pasaporte tenga un mínimo de determinados meses de validez por delante. Ojo con esto. Si con nuestro DNI nos vale, pues DNI.

-Debemos mirar con mucha antelación si necesitamos un visado, ya que en ocasiones hay que esperar para que nos lo envíen.

-Tarjeta/s sanitaria/s.

-Cartilla de vacunación internacional, si es requerida.

-Seguro médico. Cuando contratemos nuestro seguro internacional, deberemos llevar encima la hoja con el número de la poliza y el resumen de la cobertura, y llevar «en la nube» la poliza con todas las especificaciones. 

-Carnet de estudiante internacional. (ISIC) Con este carnet nos ahorraremos mucho dinero en atracciones culturales y turísticas. Más información aquí. 

-Carnet joven. (European Youth Card) En Europa, este carnet también está asociado a descuentos. La desventaja, es que a partir de los 30, ya no podemos disfrutar de sus ventajas. Más información aquí.

-Carnet de alberguista internacional (International Youth Hostels card) Con este, conseguiremos descuentos en alojamientos. Es más, hay alojamientos en que es requisito esencial. Existen dos modalidades: físico y virtual. Más información aquí.

-Carnet de conducir / carnet de conducir internacional (según en qué países).

-Tarjetas bancarias. Si contamos con una de crédito, mejor, ya que para alquilar coches a veces nos la piden. Conviene llevar más de una por si hay cualquier imprevisto.

-Fotos de carnet. En algunos países, como por ejemplo en India, nos pedirán fotos de carnet para diferentes trámites. Por ejemplo, para acceder a zonas restringidas, como el estado de Sikkim. Llevad siempre unas cuantas.

-Otros documentos específicos para determinados países. Cartas de invitación, extractos bancarios… conviene estar al tanto de las formalidades requeridas para cada país. En la página del MAEC (España), se desglosa por países todo lo que hay que tener en cuenta. Esto es aplicable a ciudadanos españoles, pero hay recomendaciones comunes para todos. No obstante, en los ministerios homólogos de cada país, encontraremos información acorde con nuestro país de origen. Esto es importantísimo tenerlo en cuenta, ya que los requisitos de acceso a un país pueden cambiar si procedemos de un lugar u otro. Aquí os dejo algunos enlaces: Argentina, Chile, Colombia (Para viajar a Europa), México.

Estos documentos los distribuiremos entre la cartera, que podemos llevar en el bolso-bandolera destinado a aquellas cosas de gran importancia, y la carpeta (apartado 9).

VERY IMPORTANT TIP: En la nube, podemos guardar copias escaneadas de nuestro pasaporte, visado, seguro medico y carnet de conducir. Si nos quedamos sin nada, siempre nos quedará Internet. Este sencillo truco puede sacarnos de un apuro. También debemos tener claro como anular nuestras tarjetas por internet si nos las roban, así como, ya de paso, nuestra línea de teléfono y nuestro servicio de pago por el móvil, si lo tuvieramos.

En cuanto al dinero, debemos llevarlo siempre en diversos formatos y no todo en el mismo sitio. Lo primero, porque no es seguro ni practico llevar solo efectivo. Lo segundo, por razones de seguridad. Lo ideal es llevar efectivo, tarjetas y cheques de viaje. En cuanto al efectivo, es importante llevar una pequeña cantidad de dinero en la moneda del país al que vayamos, y otra en euros o dólares. En algunos países, como Irán, no funcionan las tarjetas extranjeras, así que en este caso llevaremos más efectivo. En cuanto a las tarjetas, Visa y Mastercard son siempre las más generalizadas. Los cheques de viaje son aceptados en muchos países como método de pago, o se pueden cambiar por efectivo, con o sin comisiones. Los gestiona American Express a través de muchos bancos, y la ventaja que tienen es que sólo nosotros los podemos utilizar, ya que llevan nuestra firma. Si los perdemos o nos los roban, nos son reintegrados. Más información aquí.


Sección 8.- La carpeta

Una carpeta de plástico es una valiosa herramienta en la que podemos guardar valiosos documentos, sobre todo aquello que necesitemos llevar impreso:

Billetes de avión, tarjetas de embarque… / billetes para otros transportes.

Reservas de alojamiento, a no ser que las llevéis en la correspondiente app, por ejemplo las que se hacen a través de Booking o Hostelworld.

Fotocopia de la póliza de nuestro seguro.

-Un par de fotocopias de nuestro pasaporte y visado.

…Y otra serie de documentos que pudieran ser necesarios dependiendo de los países .

La carpeta podemos colocarla pegando con la espalda de nuestra mochila. No ocupa nada y nos viene genial

Bien. ya tenemos casi todas las «secciones» de que se compone nuestra mochila. Solo nos falta una, la única que sí conlleva una separación física:


9.- EL CABEZAL Y OTROS BOLSILLOS EXTERIORES.

En el cabezal de nuestra mochila, o en otros bolsillos exteriores, incluiremos algunas de esas cosas que hay que tener siempre a mano y que nos pueden resultar útiles en cualquier momento. Estas cosas son:

-Linterna. Elegid una buena linterna. Aquí si que no hay que escatimar. Que no pese demasiado pero que se pueda recargar y que tenga una buena potencia lumínica. Si no es recargable, llevad pilas de reserva.

Linterna gran potencia

Yo llevo ésta. Es una linterna que da mucha luz (Tiene un led de 1000 lumen) y su batería se puede recargar.

No hay que quedarse sin energía. En la imágenes, os dejo el enlace por si alguien desea hacerse con una igual. La linterna viene con la batería y el cargador.

-Gel limpiador de manos sin aclarado. Puede resultar de gran utilidad en largos trayectos de tren en los que no haya posibilidad de asearse convenientemente.

-Adaptador universal para enchufes. En muchos países, nos encontraremos con diferentes tipos de enchufes. Un adaptador que nos sirva para todos ellos será de gran ayuda.

Enchufe universal

-Plástico grande. Un plástico grande nos servirá para envolver la mochila en caso de que tenga que estar a la intemperie por la noche, por ejemplo cuando acampamos. Puede servir también para guardar todas nuestras cosas de manera auxiliar si utilizamos nuestra mochila para una ruta de un día. Puede servir un saco de plástico, un plástico «cubre-todo»… DESACONSEJO el uso de sacos de basura, ya que puede ser confundido con basura y que nuestras cosas acaben en un contenedor. 

-Cinta americana. Esencial para reparaciones de emergencia.

-Agujas e hilos. De dos tipos: para la ropa y para la mochila. 

-Mosquetones pequeños. Pueden servir para muchas cosas. Por ejemplo, para colgar nuestra mochila auxiliar cuando viajamos en un autobús nocturno.

El cordino fino de unos 4 metros y  las «pinzas» para la ropa de las que hablábamos antes. Esto no pesa nada, y será muy útil para poner a secar nuestra ropa una vez lavada. El cordino es muy resistente y puede servir para otros muchos usos.

-Pequeñas bolsas de plástico, de esas del supermercado. Nos servirán para muchos usos, desde bolsas para basura hasta protección de objetos electrónicos en días de condiciones adversas.

-Mochila auxiliar ultralight. Una pequeña mochila para paseos de un día, o para llevar encima en los transportes con algo de comer, agua, etc.

Mochila auxiliar ultraligera

-Cuaderno y bolígrafo. Personalmente prefiero llevar un cuaderno, que me sirve como diario de viaje. Hay viajes en los que, por la naturaleza del mismo, no lo saco de la mochila. En mi último paseo por Centroeuropa no tome ni una anotación, pero en mis viajes en solo encuentro muy reconfortante escribir algo al final de la jornada o cuando estoy en el tren.

-Crema solar.

-Loción antimosquitos. No hace falta comprar carísimos sprays de repelente. Recomiendo lociones antimosquitos tipo «off». Es barata, efectiva y huele bien.

-Toalla*. Una de esas pequeñas ultraligeras de microfibra pensadas para deportes será una buena opción. No ocupa nada y se seca muy rápido.

-Gafas de sol. Muy importante.

-Cuello y guantes de tejidos «polares», que ocupan poco y nos pueden venir muy bien en algún momento. Si ya prevemos que vamos a ir a lugares fríos, los guantes pueden ser más gruesos, y deberemos llevar también un gorro.

-Un rollo de papel higiénico. ¡Siempre tened uno a mano!

Pequeño candado. Muy útil en algunos hostels para cerrar la taquilla, o como disuasión para poner en las cremalleras de la tienda de campaña.

*No merece la pena llevar una toalla tradicional. Para secarnos en la ducha, es suficiente con la de microfibra. Para otros usos, la tela multiusos tipo «pareo» o «lungi» que comentaba antes será de gran utilidad.


10.- Bonus:

Además de todo esto, no estaría de más que tuviéramos siempre a mano una botella de agua, para lo que podemos destinar siempre el mismo bolsillo externo de la mochila, si cabe. Hay mochilas que vienen con unos bolsillos especiales para botellas.  En casos en los que sepamos que va a ser difícil encontrar agua, debemos llevar dos. Además, así podemos suministrarnos sobre la marcha y echar pastillas potabilizadoras alternativamente en una y otra.

BIEN. Ya tenemos todo. Ahora sólo falta organizarlo todo en la mochila. Esto te lo cuento en este post.

Un abrazo

Gonzalo.

Gonzalo
Gonzalo
Soy un animal humano que no puede estar quieto. Es por eso por lo que he ido caminando por algunos lugares de nuestro pequeño gran planeta encontrando lugares y personas increíbles. Y eso es lo que pienso seguir haciendo hasta el último día. ¿Nos vemos en la ruta?

2 Comments

  • Yo añadiría, ya que ocupan poco espacio, unas pinzas de depilar (poder quitarse astillas, aguijones,…) y un par de preservativos (pueden servir de flotador, de depósito de agua, para preservar pequeños objetos de la humedad, e incluso para mantener relaciones íntimas seguras)

Leave a Comment