Preparando el viaje

La mochila perfecta III: cómo hacer una mochila perfecta.

La mochila perfecta - Haz La Mochila

Ahora que ya sabemos qué mochila vamos a elegir para nuestro viaje, así como todas las cosas que van dentro de ésta, vamos a ver cómo colocamos todo en la mochila para que, ahora sí, tengamos una mochila funcional que sea nuestra aliada. Saber cómo hacer la mochila perfecta es fundamental. En primer lugar, hay que tener en cuenta un par de consideraciones:

1.- Es mejor que, a excepción del aislante, no haya NADA colocado por fuera de la mochila. Debemos ingeniárnoslas para que todo lo que llevamos no sólo esté dentro, sino que además esté perfectamente distribuido para que tengamos fácil acceso a todo en todo momento, y que además sobre espacio. Y recordad, TODO debe ir a nuestra espalda. La mochila delantera que puede resultar tan recurrente al final es un engorro y además provoca descompensaciones en el peso. Evitad, por tanto, la doble mochila.

El único “complemento” que estaría justificado llevar a parte sería una pequeña riñonera o un pequeño bolso bandolera o similar, para llevar nuestra documentación, dinero y, en todo caso, el celular, por cuestiones prácticas y de seguridad.

La mejor manera de ahorrar espacio es haciendo que todo ocupe lo menos posible. Esto, aunque parezca obvio, no lo es tanto. Para conseguirlo, seguiremos estos “tips”:

La ropa la enrollaremos tal y como se muestra en esta imagen. Pronto publicaré un video donde se explica cómo se hace.

Ropa enrollada - Haz La Mochila

Nuestro “kit” de cocina, a excepción de la bombona de gas, va dentro de la cazuelita que hemos elegido. De este modo, aprovecharemos bien el espacio.

Cocina de viaje - Haz La Mochila

Si no llevamos nuestras zapatillas puestas, podemos guardar aquí los calcetines, nuestro cinturón o algún otro objeto.

La tienda de campaña vamos a colocarla por partes, para no llevarla por fuera y para que no nos descompense. Por un lado, la tela va enrollada al igual que la ropa, y la comprimiremos con ayuda de sus propios cierres. Los mástiles por otro lado, en un lateral pero cerca de la espalda para asegurarnos de que no sufrirán daños. Las piquetas, en el cabezal. Si vamos dos viajeros o más, se puede repartir el peso entre las mochilas.

Tened muy en cuenta que, dentro del material descrito en el artículo anterior, se incluye la ropa que llevamos puesta. Si yo llevo en total cinco camisetas, el día que salgo de casa me pondré ya una de esas cinco. Esto hay que comentarlo porque mucha gente hace la mochila perfecta y el día de partir lleva puestos unos vaqueros de 2 kg, su chaquetón de fieltro y unas botas.

2.- LA DISTRIBUCIÓN DEL PESO dentro de la mochila debe ser adecuada para que podamos caminar cómodos. Es esencial que nuestra mochila nos permita caminar por cualquier tipo de terreno y durante el número de horas que sea necesario. Como norma general, los objetos más pesados deben ir cerca de nuestro centro de gravedad. El centro de gravedad de nuestro cuerpo se sitúa aproximadamente a la altura del ombligo. Por eso, debemos colocar lo que más pese a esa altura. Dentro de nuestro esquema, lo que más pesa es la cazuelita con el instrumental cocinero. Eso es lo que va a ir a la altura del ombligo. El esquema de distribución del peso es el siguiente:

Peso en la mochila

A la hora de preparar la mochila con todo lo que tenemos, siguiendo el anterior esquema, colocaremos en la parte inferior el saco, la funda de vivac, la tela de la tienda y, si nos sobra espacio, uno de los “canutos” de ropa. Si nuestra mochila tiene una cremallerita de separación entre el compartimento inferior y el central, la cerraremos sólo si esto no hace que queden espacios vacíos entre ambos compartimentos.

En el compartimento central, colocaremos la cazuela con todo lo de cocinar, así como la bombona de gas, bien pegada a la espalda, ya que son elementos que pesan. Por encima de estos elementos, también pegado a la espalda, el botiquín, ordenado en un envase de plástico resistente tipo “tupper”.  La ropa que no hemos colocado abajo, la situaremos en el espacio coloreado en verde. (elementos ligeros).

En los bolsillos laterales y el cabezal distribuiremos los elementos de electrónica y todos aquellos “extras” que listamos en el artículo anterior. (“kit” de reparaciones, adaptador para el enchufe, linterna, toalla, mochila auxiliar…) Estos extras no sólo es conveniente tenerlos a mano, sino que además es importante que estén libres de todo peso. Por eso van colocados en bolsillos exteriores. Hay que tener en cuenta que este material debe estar protegido a su vez de golpes. Vamos con algunos otros “tips”:

-Una funda de gafas extra nos servirá para guardar elementos que puedan dañarse, perderse o provocar males mayores: el cargador del móvil, el candadito o el bote de jabón sin aclarado son algunos ejemplos.

-Para elementos que se puedan perder, como es el caso de las “pinzas” para la ropa, podemos utilizar bolsitas de tela o incluso bolsas de plástico.

-El rollo de cinta americana es lo suficientemente consistente como para guardar en él las agujas de coser y el hilo. ¿Cómo guardaremos estos elementos? Pues utilizando la propia cinta americana, pegándolo por su parte interior. Así no perderemos estos pequeños e importantes elementos. 

 

Nos aseguraremos de que todo tenga fácil acceso y CERO posibilidades de caerse. (Ojo especialmente con lo que llevamos en el cabezal)

La carpeta la llevaremos bien pegada a la parte de la espalda, y el dinero y la documentación con mucho cuidado. Por norma general, conviene llevar el dinero en varios formatos, tal y como se explica en el artículo anterior. Está bien repartirlo entre diferentes lugares.

Ahora que ya tenemos hecha nuestra mochila perfecta, sólo nos queda una cosa por hacer: abrir la puerta, salir y cerrar la puerta. ¡Buen viaje! 

Un gran abrazo y buenas rutas.

Gonzalo.

¿Quieres llevarte en PDF los tres artículos de “La Mochila Perfecta”, para tenerlos a mano y que no se te olvide nada?

Suscríbete al boletín de Haz La Mochila y te los envío a tu email. Así, además estarás al corriente de todas las novedades.

 

Gonzalo
Gonzalo
Soy un animal humano que no puede estar quieto. Es por eso por lo que he ido caminando por algunos lugares de nuestro pequeño gran planeta encontrando lugares y personas increíbles. Y eso es lo que pienso seguir haciendo hasta el último día. ¿Nos vemos en la ruta?
Leave a Comment