Preparando el viaje

«Casa Tifus»: Breve guía de vacunación internacional

Vacunacón internacional - Haz La Mochila

Uno de los preparativos más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de viajar es el de ponernos las vacunas necesarias para estar cubiertos de forma preventiva antes de llegar al país o países por los que pretendemos viajar. Existen vacunas obligatorias, sin las cuales se nos puede negar el tránsito por determinados países, regiones o zonas. Otras no son obligatorias, pero sí muy recomendables. Sigue leyendo para conocer qué vacunas debes ponerte, cómo encontrar tu centro de vacunación internacional y cómo protegerte frente a enfermedades para las que no existe vacuna.

Vamos por partes:

¿Qué vacunas debo ponerme?

Lo primero de todo que hay que saber, es que existen varios tipos de vacunas:

De uso rutinario. Son las que se prescriben de acuerdo al calendario habitual de vacunación. Independientemente del país al que se viaje, o incluso aunque no se viaje fuera del país propio, estas vacunas se deben tener actualizadas. Vacunas como la del tétanos, la poliomielitis y la del sarampión se incluyen en los calendarios de vacunación en multitud de países.

Obligatorias. Son vacunas sin las cuales se nos puede negar la entrada  a determinados países o regiones. Se exige la presentación de un certificado internacional de vacunación donde figure que contamos con ellas. En la actualidad, únicamente hay dos vacunas obligatorias: La fiebre amarilla, obligatoria en ciertos países de Asia, América y oceanía cuando se procede de una zona endémica, y la vacuna meningocócica tetravalente en Arabia Saudi.

Recomendadas en viajeros de forma general: vacunas recomendadas desde la OMS y otros organismos oficiales, para viajeros que ingresen a determinados países o a zonas de los mismos donde la enfermedad es endémica o exista algún brote en ese momento. Es el caso de enfermedades como la hepatitis A, la rabia, la encefalitis centroeuropea y otras.

Recomendadas en situaciones especiales, según las características especiales del viaje o de los viajeros.  Por ejemplo, la vacuna contra la fiebre tifoidea se recomienda especialmente si vamos a movernos en determinados países por zonas rurales durante un tiempo prolongado.

 

A nivel informativo, podemos consultar las vacunas que debemos ponernos a través de diversas fuentes. Personalmente, recomiendo las dos siguientes:

Las recomendaciones por países del MAEC español. En esta web se indican, entre otras cuestiones, las recomendaciones en cuanto a vacunas obligatorias y recomendadas para las personas que viajen a un determinado país. Buscaremos el país que nos interese en un mapa interactivo, y nos aparecerá la ficha dedicada al mismo. Esta página está muy bien; aparecen también recomendaciones de seguridad y otros datos que debemos tener en cuenta a la hora de viajar. Personalmente, es una web que siempre consulto.

Vacunacion internacional - Haz La Mochila

Si no, poniendo en Google «MAEC + (nombre del país) nos saldrá directamente la ficha del país. Por ejemplo «MAEC China»

El apartado sobre vacunas para el viajero en la web vacunas.org. En esta web, de la Asociación Española de Vacunología (AEV), encontramos mucha información acerca de las vacunas que debemos ponernos por países, así como otra serie de informaciones interesantes.

Vacunacion internacional - Haz La Mochila

Normalmente creemos que debemos vacunarnos sólo cuando viajamos a destinos exóticos o tropicales, pero la realidad es distinta. En todos los países del mundo existen enfermedades que se pueden prevenir con vacunas. Generalmente, la población local las tiene incluidas en su calendario de vacunación ordinario, pero los viajeros podemos encontrarnos con problemas inesperados. Por ejemplo, cuando viajé el verano pasado a Rusia, supe que era muy recomendable vacunarse contra la encefalitis centroeuropea, transmitida por garrapatas. En mi caso, por falta de tiempo, no me puse la vacuna, pero tomé las precauciones habituales para evitar picaduras de insectos (y artrópodos en este caso).

La información que podemos encontrar en estas (y otras) páginas web es una información a tener en cuenta, pero no debe tomarse como la única posible, ni servir para ningún tipo de automedicación ni nada por el estilo. Es necesario llamar por teléfono y pedir cita en el centro de vacunación internacional más cercano, para que nos asesoren a fondo.

Como ejemplo, indico las recomendaciones de vacunación en algunos países:

Vacunas Alemania: Generalmente recomendadas: Tétanos – difteria- tos ferina y triple virica (sarampión, rubeola, parotiditis). Recomendadas en determinadas circunstancias: encefalitis centroeuropea, hepatitis B, gripe, enfermedad neumocócica.

Vacunas España: Generalmente recomendadas: Tétanos – difteria- tos ferina y triple virica (sarampión, rubeola, parotiditis). Recomendadas en determinadas circunstancias: hepatitis B, gripe, enfermedad neumocócica.

Vacunas Argentina: Generalmente recomendadas: Hepatitis A, tétanos – difteria- tos ferina y triple virica (sarampión, rubeola, parotiditis). Recomendadas en determinadas circunstancias: fiebre amarilla, fiebre tifoidea, hepatitis B, gripe, enfermedad neumocócica.

Vacunas India: Obligatoria (si se procede de zonas endémicas): fiebre amarilla. Generalmente recomendadas: Hepatitis A, fiebres tifoideas, Tétanos – difteria- tos ferina y triple virica (sarampión, rubeola, parotiditis). Recomendadas en determinadas circunstancias: poliomielitis, encefalitis japonesa, cólera, rabia, hepatitis B, gripe, enfermedad neumocócica.

Vacunas Japón: Generalmente recomendadas: Tétanos – difteria- tos ferina y triple virica (sarampión, rubeola, parotiditis). Recomendadas en determinadas circunstancias: encefalitis japonesa, hepatitis B, gripe, enfermedad neumocócica.

Vacunas Kenya: Obligatoria (si se procede de zonas endémicas): fiebre amarilla. Generalmente recomendadas: Hepatitis A, Tétanos – difteria- tos ferina y triple virica (sarampión, rubeola, parotiditis). Recomendadas en determinadas circunstancias: cólera, fiebres tifoideas,rabia, poliomielitis, enfermedad meningocócica,gripe, hepatitis B, gripe, enfermedad neumocócica.

 

Para saber de primera mano todas las vacunas que debemos ponernos e iniciar el proceso, debemos acudir al centro de vacunación internacional correspondiente. Cuando nos informen bien de todo, podemos elegir si ponérnoslas o no. Las vacunas obligatorias se nos van a exigir, pero todas las demás no. Nuestra decisión dependerá también de factores como la prevalencia de la enfermedad o contraindicaciones personales. Hay gente que incluso decide no vacunarse contra nada, pero sin entrar en polémicas «pro» o «anti», personalmente recomiendo vacunarse siempre que sea posible, ya que creo que el riesgo es muy grande como para andar jugándonos el tipo

Vacunacón internacional - Haz La Mochila

Cada vacuna tiene un tiempo de duración concreto, que puede ser de uno a varios años -o protegernos de por vida-. Es interesante tener apuntada en nuestra cartilla de vacunación las vacunas que nos vamos poniendo, el tiempo de duración de las mismas y cuando es necesario que se nos administre un recordatorio. Los que viajamos con asiduidad no esperaremos a realizar un viaje para ponernos tal o cual recordatorio, ya que podemos evitar acumulación de trámites al preparar el siguiente viaje.

 

Algunas de las vacunas más usuales son:

Vacuna contra la fiebre amarilla: Enfermedad vírica infecciosa transmitida por picaduras de mosquitos infectados. Es endémica de algunas zonas tropicales de África, centro y sur de América.

Vacuna contra la encefalitis japonesa: Enfermedad vírica que se da en algunos países asiáticos y norte de Australia. Se produce por la picadura de mosquitos infectados, y en los casos más graves puede provocar alteraciones neurológicas o la muerte.

Vacuna contra la encefalitis centroeuropea: Enfermedad vírica que afecta al sistema nervioso central. Se produce por la picadura de garrapatas infectadas; se da en zonas boscosas en diversos países europeos: Alemania, Suiza, Ucrania, Rusia y otros. Puede provocar parálisis y el fallecimiento del paciente.

Vacuna contra la fiebre tifoidea: Infeccción bacteriana grave que se contrae por ingerir alimentos o agua contaminada.  Se puede contraer en cualquier parte del mundo, aunque en determinados países el riesgo es más alto. La vacuna puede administrarse de forma oral o inyectada.

Vacuna contra la hepatitis A: Enfermedad vírica transmitida por contacto con agua, alimentos o personas infectadas. Se puede contraer esta enfermedad en prácticamente todo el mundo.

¿Tienes estas vacunas en regla? ¿Son recomendables para tu futuro viaje?

¿Dónde debo acudir a vacunarme?

Los centros de vacunación internacional, que actuarán mano a mano con nuestro médico de cabecera, son el lugar adecuado para informarnos y y ponernos las vacunas. El proceso a seguir es:

1.- SOLICITUD. Llamaremos para pedir cita en el Centro de Vacunación Internacional (o institución afín) más cercano. Dependiendo de nuestro país de origen, buscaremos el nuestro (he recopilado algunos):

VIAJEROS PROCEDENTES DE ESPAÑA En la web de Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, podemos encontrar el directorio de centros de vacunación internacional y otra información actualizada.VIAJEROS PROCEDENTES DE ARGENTINA: Desde estas recomendaciones del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, instan a hacer la consulta en los servicios de Medicina del Viajero, por lo que debemos solicitar consulta en esta sección en nuestro centro médico de referencia.

VIAJEROS PROCEDENTES DE COLOMBIA. Los puntos de vacunación del viajero son actualizados en esta web por parte del Ministerio de Salud y Protección Social.

VIAJEROS PROCEDENTES DE CHILE: En este enlace accederemos al directorio de los  vacunatorios internacionales del Ministerio de Salud.

VIAJEROS PROCEDENTES DE MÉXICO. La Secretaría de Salud lo especifica todo en esta web.

2.- INFORMACIÓN. En nuestro centro de vacunación internacional nos informarán de todos los riesgos a nivel sanitario que afectan a un país o zona concreta. Nos aconsejarán sobre medidas preventivas y nos dirán cuáles son las vacunas obligatorias y recomendadas vigentes en el momento de nuestra consulta.

Vacunacón internacional - Haz La Mochila

3.- VACUNACIÓN. Algunas vacunas nos las pueden administrar allí mismo, y otras deberemos comprarlas en la farmacia. Puede ser que en estos casos tenga que recetárnosla nuestro médico de cabecera, para lo cual deberemos pedir cita y entregarle el informe que nos expidan desde el centro de vacunación internacional. Debemos comprarla y tomarla si se trata de una vacuna oral, o volver al médico a que nos la administre si se trata de un inyectable. Algunas vacunas conllevan más de una dosis. Todo un ir y venir de consulta en consulta,  lo que implica que debemos realizar este trámite tan pronto como podamos. 

Vacunacón internacional - Haz La Mochila

Generalmente, deberemos pagar la tasa correspondiente de vacunación y el precio completo de alguna de las vacunas que no las cubra la seguridad social.

En el mismo centro de vacunación internacional nos expedirán nuestro certificado internacional de vacunación. En él, se reflejará la administración de la vacuna de la fiebre amarilla (es el documento oficial que nos pueden pedir), aunque también quedará reflejada la administración de otras vacunas que nos hayamos puesto.

Vacunacón internacional - Haz La Mochila

Malaria: la profilaxis.

La malaria, enfermedad parasitaria grave producida por picaduras del mosquito del género Anopheles, endémica de África, Centroamérica, Sudamérica, determinadas zonas de Asia, Europa del Este y Sur del Pacífico, no tiene vacuna.

Prevención de la malaria - Haz La Mochila

La forma médica de prevenir esta enfermedad es mediante el uso de medicamentos antipalúdicos, que son medicamentos quimioprofilácticos. Se trata de unas pastillas que se toman de forma periódica durante el viaje y protegen a nuestro cuerpo frente a la infección. Es decir, puede picarnos un mosquito infectado pero no desarrollaremos la enfermedad.

No todos los antipalúdicos  valen para una determinada zona, ya que hay cuatro tipos de malaria diferentes y conllevan tratamientos preventivos diferentes. Lo que es común a todos es que deben iniciarse un tiempo determinado antes del viaje, extenderse durante todo el viaje y finalizarse un tiempo después de haberlo finalizado.

El tratamiento concreto, así como la frecuencia y duración del mismo, nos lo aclararán en nuestro centro de vacunación internacional.

Problemas con los medicamentos contra la malaria: efectos secundarios.

Los medicamentos para la prevención de la malaria son muy fuertes y pueden provocar efectos secundarios indeseados: mareos, vómitos… Ante esto,muchas personas -especialmente en viajes largos- podemos decidir dejar de tomarlos si no nos están sentando bien.

A mi me sucedió: en un viaje por India, tomaba uno de estos medicamentos, cuya administración debía ser diaria. A los pocos días, comencé a notar dolores estomacales y musculares; sentía como si la medicina me estuviera intoxicando. Decidí dejar de tomarla; iba a estar cuatro meses y no me veía sometiendo a mi cuerpo a esta carga tan brutal.

Ante esto, sólo queda aplicar medidas para evitar las picaduras de insectos, como veremos más abajo.

Vacunacón internacional - Haz La Mochila

Enfermedades para las que no existen vacunas: la prevención

Para enfermedades como la malaria o el dengue no existen vacunas. En el caso de la malaria, como comentábamos, se pueden tomar las pastillas profilácticas, pero no a todo el mundo le sientan bien. Para el dengue, zika o chikungunya, transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, no existe ningún tipo de tratamiento quimioprofiláctico.

Vacunación internacional - Haz La Mochila

La solución es la prevención de estas enfermedades, directamente proporcional a la prevención de picaduras de mosquitos.  Para ello, intentaremos:

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA LAS PICADURAS DE MOSQUITOS:

-Usar ropa de manga larga y pantalón largo si es posible.

-Usar ropa de colores claros.

-Echarnos repelente, que contenga DEET (son los más eficaces). Lo aplicaremos después de la crema solar, si la usamos simultáneamente. En zonas de riesgo, debemos echarnos repelente cada 3 o 4 horas, y volvernos a echar al salir del agua tras un chapuzón. Debemos rociarlo sobre la ropa si esta es fina y no nos hemos puesto repelente en la piel.

-Dormir utilizando una mosquitera.

-Mantener una buena higiene corporal; los mosquitos se sienten atraídos por los olores corporales fuertes.

-No usar perfumes, colonias o jabones dulces, ya que estos olores atraen a los mosquitos.

Vacunacón internacional - Haz La Mochila

Espero que esta información te resulte útil a la hora de preparar tu próximo viaje. De todos modos, aunque es cierto que se debe tener cuidado, no es positivo estar todo el día alerta y preocupados por cuestiones de salud. Se trata de adquirir unos hábitos preventivos pero sin caer en el síndrome del viajero hipocondríaco. Hay que saber dónde se viaja y saber qué riesgos hay, sí, pero sin obsesionarnos. He visto verdaderas farmacias andantes que caminan de puntillas, y este es un extremo al que no hay que llegar.

Hay que disfrutar.

Ya que estamos con temas de salud, ¿Por qué no le echas un vistazo a este post?

¡Saludos y buenas rutas!

 

Y por cierto, ¡no descuides tu seguro de viaje! Por leer este blog tienes no un 10, sino un 20 por 100 de descuento si lo contratas a través de aquí: 

Seguro de viaje

Gonzalo
Gonzalo
Soy un animal humano que no puede estar quieto. Es por eso por lo que he ido caminando por algunos lugares de nuestro pequeño gran planeta encontrando lugares y personas increíbles. Y eso es lo que pienso seguir haciendo hasta el último día. ¿Nos vemos en la ruta?
Leave a Comment